botox y embarazo

Botox y embarazo

El tratamiento de botox es una de las técnicas no invasivas más utilizadas para corregir las arrugas y el paso del tiempo. Si has llegado aquí te estarás preguntando por si es posible realizar este tratamiento mientras se está embarazada.

Dado que el botox es una técnica que se emplea en mujeres de todas las edades, puede coincidir con que esta necesidad ocurra durante tu periodo fértil y mientras estás intentando concebir. A continuación te contamos todo lo que necesitas saber sobre botox y embarazo.

 

¿Puedo inyectarme botox mientras estoy embarazada?

El Botox está clasificado como un fármaco de categoría C, esto significa que los estudios han demostrado un efecto adverso del Botox en el feto, pero no se han realizado estudios formales en mujeres embarazadas para determinar los riesgos. Tampoco está claro si el Botox puede pasar a la leche materna, por lo que es poco probable que los fabricantes de Botox realicen un estudio legítimo para analizar los efectos específicos del Botox en un feto en crecimiento.

Dado que los riesgos son desconocidos, no recomendamos inyectar botox cuando las pacientes están embarazadas. En su lugar, aconsejamos a las mujeres embarazadas que pospongan el tratamiento hasta que hayan dado a luz y hayan dejado de dar el pecho.

Me he inyectado botox sin saber que estaba embarazada

Algunas mujeres se inyectan Botox  antes de darse cuenta de que estaban embarazadas. No debes preocuparte demasiado, ya que se utilizan cantidades muy pequeñas de botox, y la neurotoxina se inyecta en los músculos faciales y permanece localizada y no circula por el resto del cuerpo.

Las mujeres que se someten a un tratamiento con Botox y que posteriormente descubren que están embarazadas suelen tener embarazos sin problemas. Preocuparse por los posibles riesgos puede ser perjudicial para la madre y el bebé, por lo que queremos dar tranquilidad a las futuras madres.

 

Contacte con la Clínica Dra. Laura Moral para más información sobre el Botox.

 

PIDE CITA GRATIS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *